ImprimirImprimir

El 28 de diciembre del 2012, fue llevado a cabo uno de los procedimientos más importantes durante la edificación de la Gran Carpa Catedral: el armado de dos arcos que sostendrán la estructura, como un método para evaluar todos los pasos a seguir, antes de iniciar el proceso de construcción. Para el comienzo de esta fase se contó con la presencia de la Junta Directiva de la Corporación, el equipo de profesionales a cargo de la obra e invitados especiales de diferentes países que apoyan el proyecto.

Momentos antes de iniciar con esta fase, el Presidente de Gran Carpa Catedral, Corp., José Benjamín Pérez, manifestó: “Habíamos dicho que este año íbamos a comenzar esta construcción. Dios nos escuchó, y tenemos el privilegio de tener con nosotros al Dr. William Soto Santiago. Deseamos que nos dé unas palabras de este inicio de este proceso, que es sumamente importante para comenzar con la apertura de la zapata, de los cimientos de esta Gran Carpa-Catedral”.

Por su parte, el predicador William Soto compartió con los demás invitados palabras de estímulo en el campo espiritual. Hizo mención al libro de Hageo,  capítulo 2, versículos 1 al 9, del cual señaló: “En este pasaje nos muestra que Dios va a hacer temblar los cielos y la Tierra, el mar y la tierra seca; pero nos habla también de la restauración del Templo, de la Casa de Dios, y nos dice que la gloria postrera, la gloria que va a tener ese templo que Zorobabel va a construir con el pueblo, la gloria va a ser mayor que la gloria del templo anterior.

Así también, en cuanto a la Iglesia del Señor Jesucristo, que es un Templo espiritual, la gloria postrera que será manifestada de parte de Dios en la Iglesia, el Templo espiritual, será mayor que la que hubo en tiempos de los apóstoles; y en lo físico, la gloria postrera que habrá, donde Dios se manifiesta en todo Su poder, en toda Su plenitud, va a ser mayor que toda manifestación que hubo en cualquier templo, en cualquier lugar en donde Dios se haya manifestado en tiempos pasados. Por lo tanto, la gloria postrera, que será manifestada en el cumplimiento de una visión que tuvo el reverendo William Branham: la Visión de la Carpa, será mayor que la gloria que ya ha sido manifestada en tiempos pasados”.  

El misionero Miguel Bermúdez Marín, quien llegó desde Venezuela para  participar del inicio de esta etapa, compartió algunas palabras con los presentes en el terreno:

“Bueno, en primer lugar queremos glorificar el Nombre del Señor Jesucristo, porque nos concede estar, hoy, viendo esta gran obra que se está iniciando acá en Cayey, Puerto Rico, de esa gran visión que le fue mostrada a nuestro hermano William Marrion Branham.

Agradecemos a nuestro Señor que haya escogido esta Isla y este lugar para colocar esa Gran Carpa-Catedral, la cual tiene un gran significado con respecto al Programa de Dios para el tiempo final, especialmente en la culminación del Programa de Dios.

Agradecemos a nuestro Señor Jesucristo que nos haya concedido a nosotros en este tiempo, vivir para ser testigos de esto, y también personas que nos sentimos, como dice Pablo, colaboradores con respecto al trabajo que Dios está haciendo hoy. Yo le doy gracias a Dios primeramente, por haberme concedido esta oportunidad a mí, de ser partícipe en la cooperación con este gran trabajo, con el cumplimiento de esta gran profecía, que sabemos que va a ser de gran bendición para todo el pueblo de Dios,” expresó.

El arquitecto Ángel Arroyo,  responsable de la obra, profundizó sobre la importancia de esta operación:  “Primero que todo, estamos trabajando con lo que nosotros llamamos una mega-estructura, que por su condición, por su tamaño, requiere de unos cuidados específicos; y todo lo que estamos haciendo con armar estos primeros arcos es asegurarnos: primero, de que la integridad estructural esté de acuerdo a lo diseñado; segundo, que las piezas que hemos recibido estén acordes y que no tengamos ningún tipo de problema, de manera que podamos minimizar cualquier riesgo una vez empecemos ya a erigir la estructura en su totalidad.”

Encuéntrenos

Carretera No.1 Km 54.5
Barrio Monte Llano
Cayey, Puerto Rico
00736

Twitter