ImprimirImprimir

Muy buenas tardes, damas y caballeros y ministros reunidos en esta ocasión aquí en Bogotá, Colombia, y también los que están reunidos en otras naciones, ministros y también congregaciones. Que las bendiciones de Cristo, el Ángel del Pacto, sean sobre todos ustedes y sobre mí también. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

Para esta ocasión vamos a leer un pasaje que está en Isaías, capítulo 61, el cual es muy conocido por todos los que estudian la Biblia, dice:

"El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;

a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados;

a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.

Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones."

Que Dios bendiga nuestras almas con Su Palabra y nos permita entenderla.

"LA UNCIÓN QUE PRODUCE LA MATERIALIZACIÓN DE LA PALABRA DE DIOS."

Este pasaje es muy importante, es un pasaje profético que habla de la Venida del Señor completa, y cuando les digo la Venida del Señor completa, es porque la Venida del Señor tiene dos partes, y ya la primera parte, vamos a ver cómo fue su cumplimiento y por consiguiente cómo este pasaje saltó a vida, a materialización dos mil años atrás.

¿Y qué fue lo que causó que se materializara esa Palabra? Recuerden que estamos hablando de la unción que produce la materialización de la Palabra de Dios, de lo que Dios ha prometido. En el capítulo 4 de San Lucas, verso 1 en adelante, dice:

"Jesús lleno del Espíritu..."

Vamos a ver... vamos a comenzar en el verso 14 para no leer todo el pasaje de los 40 días que ayunó Jesús. Eso es importante, son pocas las personas que han hecho eso, y miren ustedes quiénes han sido: Moisés dos veces, porque subió y estuvo sin comer y beber 40 días en el monte Sinaí, bajó con las tablas de la Ley, y por cuanto el pueblo se había descarriado, su propio hermano fue instrumento de personas que creían contrario al Dios de Israel.

Recuerden que con Israel cuando ocurrió el Éxodo, no salieron solamente los ungidos, salieron también esclavos, personas de otras naciones que vieron lo que estaba pasando, vieron el poder de Dios manifestado a través del profeta Moisés, y vieron que Egipto estaba siendo arruinada, arruinado Egipto, y los que eran esclavos querían su libertad y se fueron con el pueblo que estaba siendo libertado.

Y también muchos de los judíos también tenían costumbres, tendencias paganas, pues la influencia de Egipto y su religión les había hecho daño y también ellos tenían en sus ancestros raíces paganas, porque la familia de Abraham era pagana, creían en ídolos, y por consiguiente el papá, el abuelo y todas esas personas. Recuerden, estamos diciendo algo aquí de Abraham, por lo tanto, vamos a mostrarlo aquí: Josué, el último, penúltimo capítulo... en el capítulo 24 dice, verso 14 para no leer mucho, dice:

"Ahora, pues (dice Josué al pueblo)... ahora pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad; y quitad de entre vosotros los dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a Jehová."

Josué sabía la historia, pues él nació en Egipto, y dice que los padres, los ancestros, antecesores de los que entraron a la tierra prometida, porque recuerden que de la generación que salió solamente entraron algunos de 20 años hacia arriba de los que salieron, pero los otros murieron en el desierto, excepto Josué y Caleb.

Ahora, miren cómo al otro lado del Jordán, al otro lado del río servían a dioses paganos, y aun en Egipto, aun los mismos hebreos, no digo judíos, sino hebreos, porque al decir judíos se refiere a la tribu de Judá, sobre todo en aquel tiempo que actualmente se le ha dado por nombre a todos los hebreos: judíos.

Es como las navajitas de afeitar, no importa la marca, algunos dicen: "Ve y cómprame una Gillette." O los autos que son de los que se meten por cualquier terreno, los primeros se llamaban Jeep. "Voy a comprar un Jeep..." Y a lo mejor es de otra marca, pero le sigue llamando Jeep, eso tiene un nombre que por tanto usarse, repetirse, ya es adoptado como los dichos, muchas cosas en algunas naciones, entonces los integran a la lengua de ese país, española, inglesa o lo que sea, cosas que no estaban originalmente. Bueno, aquí dice:

"Ahora, pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad; y quitad de entre vosotros los dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a Jehová."

Y ahora vean, aquí está mostrando que venían también con ídolos, no recuerdan ustedes que Raquel cuando fue a salir de Haram con Jacob, se llevó los ídolos de su padre, y era de la familia de Abraham todos, y luego cuando vino una investigación de parte del padre de Raquel y Jacob dijo: "Bueno, yo no me los robé." Y dijo: "En quien tú encuentres los ídolos, mátalo, que muera," y no sabía que era Raquel, la amada de...

Y Raquel vio el peligro y se sentó sobre ellos, y en aquel tiempo, pues respetaban mucho cuando la mujer estaba en la etapa de la regla o el periodo, como le llaman, y ella mantenía la enfermedad de mujer, o algo así que eso es una vez al mes, y ahí busca el padre de Raquel, suegro de Jacob en todo las tiendas de Jacob, las casas de campaña que era en ese tiempo, no encuentra nada.

Cuando llega a la tienda de Raquel, Raquel, de seguro el corazón comenzó a moverse más rápidamente, y le dice: "Disculpe padre que no me levante que estoy con la costumbre de las mujeres," y eran intocables, el que la tocara quedaba inmundo. Así se libró, pero siempre se llevó los ídolos ella, después Jacob los enterró en un sitio, en la parte abajo de una encina de un árbol.

Pero vean, Israel venía arrastrando también la idolatría, aun dice en la Escritura que no sirvieron a Dios, sino que sirvieron ¿a quién? A la diosa del cielo y todas estas cosas, o sea que no todo Israel amaba y servía a Dios.

Si usted busca en los Salmos también por ahí y en otros lugares, usted encontrará eso, aun cuando Dios está manifestado y ellos están viendo a Dios manifestado en el monte Sinaí, y Moisés allá, y tarda y pasan los días, y dicen: "Ya éste no va a regresar, a lo mejor se lo comió algún animal por allá, se murió, se cayó y murió."

Ahora, pero viendo que esta la presencia de Dios en el monte, y dicen: "Vamos hacer un dios o dioses," como los mismos que ellos tenían en Egipto, ese becerro de oro lo cual es de la religión pagana, el dios de allá de Egipto, y dios que ha venido cambiando de nombre, es el mismo Nimrod, el toro con cuernos; es lo mismo que ha venido moviéndose, cambiando de nombres en diferentes naciones, en Babilonia, de Babilonia pasó por otros lugares.

Encontramos que sigue después para los medopersas, los griegos, los romanos, es el mismo dios pagano, pero le cambian el nombre; y encontramos que ellos le piden a Aarón que es uno de los líderes, pero es el ayudante de Moisés, Dios lo colocó como ayudante, como profeta, sí, pero como profeta de Moisés; el profeta de Dios era Moisés, y Aarón era profeta de Moisés, así como Moisés lo que hablaba era lo que Dios le decía, Aarón lo que tenía que hablar era lo que Moisés le decía que hablara.

Así que, tenía que estar mudo hasta que Moisés le dijera: "Habla esto," entonces era Palabra de Dios lo que hablaba. ¿Estaban escuchando un segundo atrás lo que yo dije? No, ¿Por qué? Porque hace más de un segundo que lo dije, y porque no estaban escuchando, yo no estaba hablando, la bocina, el amplificador no podía decir nada.

Así era Aarón, no podía hablar como Palabra de Dios si Moisés no hablaba, así que Moisés hablaba y Aarón, y Dios le dio como equipo a Aarón para que él reprodujera lo que Moisés le hablaba a él; pero si reproduce bien, vean, este equipo que tiene micrófono, por donde entra la voz como tenía que entrar por los oídos de Aarón, tiene también un amplificador que toma esa voz y la amplifica a través de la bocina, la pasa a la bocina y la amplifica.

Así tenía, era Aarón para Moisés, tenía que entrar dentro y luego salir a través de la voz y entonces el pueblo escuchar, y si tenían que repetir otras personas, tenía que ser lo mismo, pero si se colocaban en la parte alta del monte, entonces el pueblo podían escuchar todos la voz del que estaba hablando.

Ahora, encontramos que Aarón quizás también entendió que ya Moisés no iba a regresar; pide, Aarón pidió las joyas, las prendas, oro que habían ellos obtenido allá en Egipto cuando le pidieron a los egipcios oro, prendas, plata, de todo, Dios los había hecho ricos, porque Dios dijo que saldrían con gran riqueza, pero algunos no saben usar las riquezas que Dios les da para la Obra de Dios.

Miren, ahora Aarón pide todo eso, cuando eso debió de guardarse porque cuando Moisés regresara en esa ocasión o en otra ocasión que subiera al monte, iba a regresar con un proyecto divino de la construcción de un tabernáculo, y necesitaba oro, plata, bronce, pieles.

Miren, Dios les está dando las riquezas para que luego puedan ofrendar de lo que Dios les da, porque el ser humano ofrenda a Dios, ¿de dónde? de lo que Dios le ha dado, porque Dios dice: "Mío es el oro, la plata, la tierra y su plenitud, el mundo y lo que en él habita, el mundo y su plenitud."

Y ahora, ¿qué hizo Aarón? Vamos a ver cuál es la Palabra correcta ahí... ‘desvío,’ ¿desvío de qué se le llamaría? Desvío de fondos, los desvió para gente que quería eliminar la religión correcta del Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob para establecer la religión pagana babilónica, la religión pagana de Nimrod; porque la religión pagana todo se lleva hacia atrás y llega a Nimrod, y de Nimrod llega hacia atrás y llega a Caín, y de Caín sigue hacia atrás, ¿y Caín de quién? De la serpiente, del diablo, de la serpiente antigua, así como cuando se llega a la línea de Dios, se sigue, se sigue y Adán de Dios, se dice: "Y Set hijo de Adán, y Adán hijo de Dios."

Hay una lucha muy grande que el diablo ha levantado en contra de Dios, y vean, hay solamente dos tipos de adoración: A Dios o al diablo, más nada; la que no es conforme a la Palabra de Dios, pues ya ustedes saben que no es adoración a Dios, aquí es conforme a la Palabra de Dios, es adoración a Dios, porque los que adoran a Dios, es necesario que adoren a Dios como dijo Cristo: En Espíritu y en verdad.

Y ahora, los fondos fueron las ofrendas que fueron colectadas, esos fondos, esas ofrendas fueron desviadas para aun proyecto pagano, para un proyecto humano y diabólico, ahí Aarón aparece como personas que desvió fondos de Dios, que Dios le había dado al pueblo, los desvió hacia el paganismo.

Por eso cuando Moisés desciende y ve que habían hecho un becerro de oro que se veía muy bonito de seguro, porque en oro, lo que hagan de oro se va a ver bonito, ¿pero qué vio Moisés? La religión pagana establecida, la religión que tenían en Egipto y que tenían en otras naciones, ahora la tiene Israel, y era el momento en que Dios iba a adoptar a Israel como pueblo, como nación.

Para el tiempo de la adopción, miren lo que hicieron. Recuerden que el tiempo para la adopción es muy importante, y el pueblo tiene que estar de acuerdo al Programa de Dios para ese tiempo.

*Moisés cuando desciende, o está arriba todavía, y escucha ruidos, porque usted se va a un monte que esté cerca de una ciudad, y ahí usted escucha ruido, todo el ruido junto de la ciudad, no sé cuántos saben eso o cuántos han experimentado eso.

Pues cuando estén en un monte alto en una montaña, van a escuchar un ruido durante el día, si es de noche, va a estar más calmado.

Es que cuando también usted habla, va a la montaña y después rebota el eco. ¿Ven? Eso mismo cuando usted está en la montaña escucha todo el ruido de la ciudad y no lo entiende, porque está el ruido de los automóviles, de la gente, de las fábricas, pero llega todo allá, y por eso se escucha en esa forma.

Ahora, Dios le dice: "Desciende," le dice a Moisés, estando allá arriba, pues de seguro Moisés tampoco quería descender: "Desciende porque tu pueblo, el pueblo que tú sacaste de Egipto, tu pueblo," ¿y por qué dice: tu pueblo? Todavía no estaban adoptados como pueblo de Dios, habían sido libertados pero no estaban adoptados todavía como pueblo, pero Dios le dice a Moisés: "Tu pueblo se ha hecho un becerro de oro," Dios le revela todo y entonces Moisés baja muy decepcionado y con celo de Dios, con ira. Como dijo Jesús, que "el celo de su casa lo comió," esa ira; digamos, ira santa por el celo divino que estaba en él, porque habían tomado la casa de Dios como tienda o lugar de mercado. Así fue en los días de Jesús.

Y ahora, Moisés desciende, y como Josué había quedado, digamos, a la mitad del monte, porque Josué había acompañado a Moisés hasta cierto lugar, entonces le dice Josué: "Hay alboroto en el pueblo, el pueblo... están peleando parece." Y Moisés le dice: "No, no están peleando, es que se han hecho un becerro de oro y están de fiesta, una fiesta pagana, y cuando descienden y Moisés ve el becerro de oro, las tablas que le fueron dadas por Dios, esculpidas por Dios, escritas por el dedo de Dios, las quebró. Y luego el becerro de oro lo molió y lo echó en el río y se lo tomaron.

Y ahora, molido lo echaron en el río, y luego le dice Moisés a Aarón, antes de moler el becerro, al bajar, "¿qué le has hecho tú al pueblo? ¿Por qué has hecho eso?" Y entonces vienen las excusas. Era mejor que lo mataran a Aarón y haber sido fiel a Moisés, porque siendo fiel a Moisés era fiel a Dios, pero no fue fiel a Moisés, sino que fue fiel a los que pidieron que les hiciera un becerro de oro, y después dice: "Bueno, es que tomé todo el oro que había, el oro y lo eché en un horno, en el horno y eso fue lo que salió."

Es como los niños cuando hacen algo malo y llegan los papás: "¿Qué pasó aquí?" "¡Huy eso se cayó!" y pasa el gato de momento: "Fue el gato," y si a la persona que le piden cuenta tiene dos o tres años, y pasa el bebé gateando: "Fue el bebé." Siempre buscando echarle la culpa a alguien. El mismo Adán lo hizo: "No, la mujer que me diste..." Pero Adán estaba consciente de lo que estaba haciendo, él lo hizo por amor a ella para que ella no se perdiera, tipo de Cristo tomando el pecado nuestro para que no muramos nosotros sino que podamos vivir eternamente. Lo que hizo Adán al pecar, se hizo pecado con ella, pero fue lo que salvó a Eva.

Y ahora, miren ustedes lo que pasó allá, comenzando, ya yendo a la montaña de Dios para recibir la ley divina y el pacto divino y leyes y ordenanzas para todo Israel, para ser establecidos como pueblo de Dios. Así que Moisés estuvo muy decepcionado y les dijo que habían hecho un pecado muy grande.

Pero Moisés, ahí tipo de Cristo, dice: "Yo voy a orar a Dios, voy a ver si Dios, pues tiene misericordia." Y Moisés va y ora a Dios y le dice: "Te pido que perdones a este pueblo, o si no, raeme de Tu Libro que Tú has escrito (o sea, del Libro de la Vida)." y Dios le dice: "Al que pecare, a ese es que Yo voy raer," y entonces ahí Dios hablando con Moisés y Moisés con Dios, eso es Cristo en Moisés intercediendo por el pueblo.

En una ocasión Dios quería destruir al pueblo, y le dice a Moisés: "Déjame que yo destruya al pueblo, y a ti yo te pongo sobre un pueblo mayor." Pero Moisés no aceptó eso que Dios le dijo (tipo de Cristo).

Y ahora, gracias a que Moisés intervino, Dios no destruyó al pueblo, y gracias a que Cristo intervino la humanidad todavía existe. Por eso estamos nosotros aquí presentes, porque Cristo intervino para que no fuera destruida la raza humana, dice: "Porque el Hijo del Hombre no vino a condenar al mundo, sino a salvar al mundo." Era un momento de grande peligro para la humanidad *en los días del ministerio de Jesucristo.

Ahora vean, lo que les había dicho de que en medio del pueblo hebreo hubo idolatría, y si usted va hoy en día a la tierra de Israel encontrará muchos ídolos también. Hay muchas religiones paganas, como en los días del rey Salomón, que no solamente permitió, sino que contribuyó económicamente su gobierno para el establecimiento de templos paganos de las esposas de Salomón, y se introdujo en una forma fuerte, en una forma gubernamental la idolatría en Israel, y el mismo Salomón para colmo, dice que sirvió a Astoret ¿y a quién? A Milcom, parece que fue y a Beelzebú, por ahí usted lo encuentra por el capítulo, puede ser por el capítulo 8 al 10, y eso es una desgracia para el hombre más sabio, para el rey más sabio... se le escapó.

Pero el mismo, su mismo padre se lo dijo, que sirviera de corazón, de buena gana a Dios y que no lo dejara, y le dijo: "Si lo buscas de corazón, lo encontrarás, lo hallarás, pero si lo dejas, Él te desechará." Primera de Reyes ¿cuánto? 11:5, estaba aquí en el capítulo 5, ¿Primera o Segunda de Reyes (...estaba acá en Crónicas)?

Esa parece que era a reina del cielo que Israel en el desierto también servía y tenía la estrella de los dioses; eso le dice, Dios le reclama eso, que no le sirvieron en el desierto, sino que llevaban el tabernáculo de Moloc y la estrella. Capítulo 11 de Primera de Reyes, verso 1 en adelante, dice:

"Pero el rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras; a las de Moab, a las de Amón, a las de Edom, a las de Sidón y a las heteas;

gentes de las cuales Jehová había dicho a los hijos de Israel: No os llegaréis a ellas, ni ellas se llegarán a vosotros; porque ciertamente harán inclinar vuestros corazones tras sus dioses. A éstas, pues, se juntó Salomón con amor.

Y tuvo setecientas mujeres reinas..."

Setecientas mujeres reinas, así que de setecientos reyes o de menos, podría ser que un rey que tuviera unas cuantas hijas... y entonces políticamente era una jugada política también, porque entonces tenía paz con ese rey, con ese reino, la hija de ese rey iba a representar a su padre y al reino de su padre, y por consiguiente no van atacar el país donde está la hija del rey y que está casada con el rey de ese país. En lo político se veía bastante bien, pero lo importante es cómo se ve delante de Dios.

"Y tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas; y sus mujeres desviaron su corazón y trescientas concubinas; y sus mujeres desviaron su corazón (lo que Dios había dicho que pasaría).

Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de su padre David.

Porque Salomón siguió a Astoret, diosa de los sidonios, y a Milcom, ídolo abominable de los amonitas.

E hizo Salomón lo malo ante los ojos de Jehová, y no siguió cumplidamente a Jehová como David su padre.

Entonces edificó Salomón un lugar alto a Quemos, ídolo abominable de Moab, en el monte que está enfrente de Jerusalén, y a Moloc, ídolo abominable de los hijos de Amón.

Así hizo para todas sus mujeres extranjeras, las cuales quemaban incienso y ofrecían sacrificios a sus dioses."

Y recuerden que en la religión pagana hasta sacrificios de niños eran hechos, tales sacrificios también algunos quisieron practicar:

"Y se enojó Jehová contra Salomón, por cuanto su corazón se había apartado de Jehová Dios de Israel, que se le había aparecido dos veces,

y le había mandado acerca de esto, que no siguiese a dioses ajenos; mas él no guardó lo que le mandó Jehová.

Y dijo Jehová a Salomón: Por cuanto ha habido esto en ti, y no has guardado mi pacto y mis estatutos que yo te mandé, romperé de ti el reino, y lo entregaré a tu siervo.

Sin embargo, no lo haré en tus días, por amor a David tu padre; lo romperé de la mano de tu hijo.

Pero no romperé todo el reino, sino que daré una tribu a tu hijo, por amor a David mi siervo, y por amor a Jerusalén, la cual yo he elegido."

Ahora vean, el problema grande que entró al pueblo hebreo. En el tiempo de Moisés y Aarón, quiso entrar, y luego en el tiempo de Salomón entró y fue establecida la idolatría con derechos legales porque las reinas eran paganas, y por consiguiente muchas religiones paganas tuvo Israel en el tiempo del rey Salomón.

Eso nos enseña que no se puede uno apartar de Dios, del Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, del Dios de Israel. Encontramos a Saúl cuando no encontraba respuesta de Dios se fue a una pitonisa para que ella intercediera para que el espíritu, Samuel en espíritu, en cuerpo espiritual viniera para hablar con Saúl, y eso lo vamos a dejar quietecito, fue cierto que vino y le dijo: "¿Por qué me has llamado de mi descanso?" Saúl le dice: "Es que Dios no me contesta ni por profeta, ni por el Urim Tumim, ni por nada, y tengo al ejército enemigo, estoy en guerra." Y Samuel le dice: "Si Dios se ha convertido en enemigo tuyo, ¿por qué me llamas a mí? Hoy vas a estar conmigo." O sea, le está diciendo: "Vas a morir en la guerra." ¿Dijo hoy, Miguel, o cuándo? ¿O mañana vas a...? Bueno, ya en esos días iba a estar, en la guerra iba a morir, ya se lo está diciendo, porque ya cómo va a ser, ya eso él lo va a ver.

Y vean ustedes cómo hay que cuidarse de la idolatría, algunas veces uno compra prendas, y algunas veces no se fija bien y lo que tiene es algún ídolo de alguna nación; yo no sé si ustedes lo han visto eso, y sobre todo en cosas de la cultura de tiempos pasados de las naciones, que no conocían a Dios, no sabían a Dios, no estaban evangelizados y lo que tenían era lo mismo que tenían los habitantes de Canaán, que eran paganos, y sin Dios en el mundo, supersticiosos.

Ahora, LA UNCIÓN QUE PRODUCE LA MATERIALIZACIÓN DE LA PALABRA DE DIOS, vamos a volver a ...mañana dijo; Saúl fue el primer rey de Israel en la permisiva voluntad de Dios, en la perfecta fue David.

Ahora, tengo algo escrito aquí de David: la casa o tabernáculo caído de David, será restaurado. Cristo, el Hijo de David es el restaurador, según la carne descendiente de David porque la virgen María descendió de David, venía por la línea de Natán, y María tipifica a la Iglesia del Señor Jesucristo, porque María recibió un niño por creación divina, y la Iglesia del Señor Jesucristo recibirá muchos hijos e hijas de Dios por medio de creación divina, por medio de obra y gracia del Espíritu Santo, nacido del Agua y del Espíritu, de la Palabra dada, y el Espíritu Santo viniendo y produciendo el nuevo nacimiento, como a la virgen María le fue dada la Palabra y el Espíritu Santo hizo sombra sobre ella.

La casa de David por la línea de Jesús, es la Iglesia del Señor Jesucristo. Tan sencillo como eso. ¿Por qué usted cree que dice la Escritura que Cristo con Su Sangre nos ha limpiado de todo pecado y nos ha hecho para nuestro Dios ¿qué? Reyes y sacerdotes; reyes, y Cristo es el Rey descendiente del rey David, al cual el Ángel Gabriel le dice a la virgen María que le ponga por nombre Jesús, y que Dios le dará el Trono de David su Padre, y reinará sobre Israel para siempre y Su Reino no tendrá fin.

Ahí tiene usted la cabeza de la casa de David que restaurará el Reino de David en la Tierra, y será la dinastía de David por medio de Cristo que reinará sobre Israel y sobre todas las naciones. Para entenderlo mejor, veamos por ejemplo en el tiempo de España o de Inglaterra o de Francia, ellos tenían otras naciones bajo su poder o gobierno, y digamos como pasó con Portugal, que el hijo del emperador fue colocado en Brasil como rey o como emperador, el hijo del emperador, por eso fue que la liberación de Brasil fue sin guerra, porque estaba él, era el hijo del emperador el que estaba gobernando en Brasil.

Y ahora, viene la familia real de tal nación, el rey y la reina tienen tantos hijos, y dice: "Bueno, tú vas a ser el rey, tú eres un príncipe," de príncipe pasa a ser rey, cuando lo ponen a reinar, y lo coloca en tal nación, "tú en tal nación, tú en tal nación," pero el rey principal y la reina están en la nación de la cual ellos son los reyes, pero pusieron a sus hijos en diferentes naciones, le rinden cuenta al rey.

La Escritura dice en una de las parábolas de Jesús, esa es la parábola de las minas, en donde reparte a diez, diez minas, y luego cuando regresa pide cuenta a los que les repartió las minas (que habla de dinero), y como los talentos es la misma pero desde diferentes puntos de vista, y cuando regresa vienen cada uno y dice: "Me diste una mina y he ganado..." ¿Cuántas? Una más, ¿o cuántas? Ahí vamos a verlo, vamos a verlo bien esa... eso debe estar por Lucas 19, verso 2 en adelante (estamos trabajando aquí en equipo). ¿19 cuánto? 19:13, en el 16, dice:

"Vino el primero, diciendo: Señor, tu mina ha ganado diez minas.

El le dijo: Está bien, buen siervo; por cuanto en lo poco has sido fiel, tendrás autoridad sobre diez ciudades."

No puede ser el alcalde de diez ciudades porque el alcalde es solamente de uno, pero puede ser gobernador, porque el gobernador tiene un estado con grupo de ciudades, y si es un príncipe, pues es un rey más pequeño gobernando diez ciudades, un estado, porque el reino va a ser mundial; y así va repartiendo a cada uno de acuerdo a lo que hicieron. O sea, que el que no hizo nada, va a recibir eso: nada, eso hay que aplicarle lo de los siervos a los cuales su señor puso sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo, el buen siervo fiel y prudente que dio el alimento a tiempo y el Señor dice: "Buen siervo y fiel," le dice lo que había hecho y entonces lo pone sobre todos sus bienes.

Ya eso, eso es bastante porque sobre todos sus bienes, es un administrador, es un virrey o es primer ministro en términos de la política de los países demócratas, en la democracia, y vamos a ver esto que nos dice aquí, yo se los leo y ustedes lo buscan si quieren:

"Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe."

Heredero ¿de qué? Del mundo, Cristo es el heredero del mundo, la simiente real de Abraham, y todos los creyentes en Cristo vienen del heredero del mundo entero, por eso puede repartir: "Tú, diez ciudades, tú has sido fiel y con el talento que te dí ganaste cinco talentos, pues cinco ciudades para ti." Es probable que los que tengan la bendición más grande sean los de este tiempo.

Y ahora, digamos que al mensajero de cada edad Dios le reparte el territorio donde él fue el mensajero, y junto a ese mensajero trabajaron muchos ministros y por consiguiente entonces ahí saldrán, digamos, los gobernadores, los alcaldes, las juntas, todo lo que tenga que ver con el gabinete de gobierno de ese territorio.

Es muy importante saber todas estas cosas, porque sabemos que Cristo dijo: "He aquí vengo pronto y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea (¿su qué?) su obra." ...Ya les debo dos citas bíblicas, la primera está en Romanos, capítulo ¿qué? Capítulo 4, ¿verso qué? Verso 12 al 13 por ahí... verso 13, el verso 13; y la segunda, Apocalipsis, capítulo 22, verso 12.

Hay un sitio que Él dice: "He aquí yo vengo como ladrón," o que viene como ladrón; pero en Apocalipsis también lo dice, pero vamos a dejar esa quietecita porque esa es la Venida del Señor para Su Iglesia, lo cual será un secreto por completo, el cual le será revelado a la Iglesia, revelado así como le fue revelado a Pedro, revelación del Cielo para captar la Venida del Señor a Su Iglesia en el Día Postrero, en el cumplimiento del séptimo Sello.

Es que los que tienen que creer son los escogidos, los que van a recibir la fe para ser transformados, y por consiguiente a ellos les será revelado ese misterio, como le fue revelado a Pedro y luego también a los apóstoles, cuando Cristo dice a Pedro: "No te lo reveló ni carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos." Por el capítulo 16, ¿verdad, Miguel? De San Mateo, y por el capítulo 13, versos 11 al 17 de San Mateo también le preguntan a Cristo: "¿Por qué tú les hablas por parábolas?" Y Cristo les dice: "Porque a vosotros es concedido conocer los misterios del Reino de los cielos, y a ellos no, para que viendo no vean, y oyendo no entiendan y se conviertan y yo los salve. Pero a vosotros..." ¿Cómo les dice Cristo después a ellos?: "Mas bienaventurados vuestros ojos porque ven."

Pero no se refiere a los ojos físicos completamente, a los dos, pero a los ojos espirituales principalmente, porque ver las cosas espirituales es entenderlas, captarlas, obtener la revelación de esas cosas espirituales que se están llevando a cabo: "Bienaventurados vuestros ojos porque ven." ¿Qué estaban viendo ellos? El cumplimiento de la Venida del Señor en la persona de Jesús de Nazaret: "Bienaventurados vuestros ojos porque ven y vuestros oídos porque oyen."

¿Qué estaban escuchando ellos? Estaban escuchando al Mesías, la persona más importante a la cual un ser humano puede escuchar y estar conscientes que ese es el Mesías, ¿y cómo lo podían identificar? Por el mensaje que traía, porque era Palabra sobre Palabra.

Y cumpliendo casa promesa correspondiente a aquel tiempo, "porque en los negocios de mi Padre me conviene estar," dijo Cristo aún cuando tenía doce años, y cómo sería luego cuando ya tiene unos 30 años hasta los 33 años: cumpliendo las palabras proféticas de la venida del Mesías, hasta llegar a la parte culminante de la primera Venida de Cristo que fue la Obra de Redención, la Obra de Expiación llevada a cabo en la Cruz del Calvario. Eso fue lo más importante.

Sin esa labor no estaríamos nosotros aquí. La causa principal de Su Venida fue Su muerte en la Cruz del Calvario. Él dijo: "Nadie me quita la vida, yo la pongo por mí mismo para volverla a tomar, este mandamiento recibí de mi Padre," miren la comisión divina para la cual venía: para morir tomando nuestros pecados y muriendo en lugar nuestro, para así con Su Sangre limpiarnos de todo pecado.

A medida que iba pasando el tiempo en la vida y ministerio de Cristo, iba cumpliendo más y más Escrituras. Vamos a ver cuando comenzó para que sepamos cómo es; habíamos buscado por aquí, capítulo 4 de San Lucas, y nos detuvimos un momentito, verso 14 en adelante, dice:

"Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea..."

Ahora miren una cosa bien importante: Moisés cuando desciende del monte Sinaí había ayunado 40 días, desciende con la Palabra, la ley, la Toráh para el pueblo hebreo, para la adopción del pueblo.

Ahora, Jesús luego de haber sido bautizado por Juan y el Espíritu venir, de Dios venir sobre Jesús, luego está en el desierto por 40 días, en ayuno. Ayunó sin comer ni beber, dice que las fieras estaban allí, así que... pero también dice que los Ángeles estaban allí protegiendo a Jesús. Y luego viene para decir lo que está sucediendo en el Programa Divino:

"Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor.

Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos."

Predicaba, sanaba los enfermos, echaba fuera demonios y así, y se corrió la fama de Jesús:

"Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer."

Los cultos eran los sábados, como para el Cristianismo son los domingos los cultos, por lo tanto, fue el día del culto de adoración a Dios, del sábado, como Él acostumbraba, lo cual los cristianos también deben entender que si el Cristianismo se reúne los domingos, pues usted nunca debe faltar al culto. El reverendo William Branham dice que irse a cazar o a pescar el día domingo, es pecado delante de Dios porque el domingo es para estar en la Iglesia adorando a Dios y escuchando Su Palabra.

El domingo fue el día de la resurrección de Cristo. Deshonra la resurrección de Cristo la persona que se va para otro lugar y no atiende el culto. La Iglesia primitiva se reunía los domingos, el primer día de la semana. También el sábado se iba a las sinagogas, ¿para qué? Para anunciarle a los judíos las buenas nuevas del Evangelio de Cristo; pero el domingo se reunían como cristianos para adorar a Dios, adorar a Cristo, adorar a Dios por medio de Cristo.

"Y se levantó a leer..."

Vean, conforme a Su costumbre fue y se levantó a leer, parece que desde niño hacía eso, era costumbre de Él de que en la sinagoga de Nazaret donde Él se criaba, como María era descendiente del rey David, era importante en esa sinagoga, aunque eran pobres, el mismo David era pobre antes de ser rey, aunque tuvieran mucho ganado y todo, pero no era multimillonario.

Y ahora, Jesús sabía leer. No es bueno que los niños dejen de ir a la escuela, deben estudiar:

"...y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito..."

Y habiendo abierto el libro, halló el lugar, o sea, buscó y halló el lugar donde estaba escrito, no está tan fácil encontrar un lugar en la Toráh porque es un rollo que tiene dos partes, y para pasar las páginas no es como usted pasa las páginas aquí, le da vuelta a este y va desenrollando este y enrollando el otro, y va pasando de un lugar a otro, como hace con el celular, le da a un botoncito y va subiendo o bajándolo, eso es cuando va a leer la correspondencia en el celular.

"Y halló el lugar donde estaba escrito:

El Espíritu del Señor está sobre mí,

Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;

Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;

A pregonar libertad a los cautivos,

Y vista a los ciegos;

A poner en libertad a los oprimidos;

A predicar el año agradable del Señor.

Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él (entonces ¿qué pasó?).

Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros."

Estaba lleno del Espíritu Santo, cuando fue bautizado el Espíritu Santo vino sobre Él, y ahora cuando termina su ayuno de 40 días aparece predicando por todo el territorio de Galilea y su fama se corrió por toda Galilea, y así el pueblo asentado en tinieblas vio gran luz.

Recuerden que a ese territorio de Galilea le llamaban ‘tierra de los gentiles,’ "el pueblo asentado en tinieblas, vio gran luz," ¿por qué? Porque está viendo a Jesucristo predicando, resplandeciendo con el mensaje, Él mismo dijo: "Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no andará en tinieblas, mas tendrá la luz de la vida." Por lo tanto, tendrá el Espíritu Santo, la luz de la vida, porque el Verbo que era con Dios y era Dios; en Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

Y ahora, Él les dice: "Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros." ¿Qué sucede ahí? La unción que produce la materialización de la Palabra estaba sobre Jesús para materializar la Palabra profética, cumplir lo que estaba profetizado, y dar testimonio de que está cumpliéndose lo que está en la Escritura, o sea, decir: "Esto no es otra cosa, sino esto que fue prometido."

¿Y por qué enrolló el libro y no continuó leyendo? Porque lo que a continuación decía era: "Y el día de venganza del Dios nuestro." Y eso es para ser proclamado en el Día Postrero, en la Venida del Señor.

Como Cordero Él tenía que cumplir lo correspondiente a esa fiesta de la pascua que incluye Su muerte como el Cordero pascual en la Cruz del Calvario. Recuerden que Juan dijo cuando lo vio (Juan el Bautista) en San Juan, capítulo 1, versos 29 al 36: "He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo."

Como Cordero Él tenía Escrituras que tenía que materializar, cumplirlas, y luego como León de la tribu de Judá cumplirá las otras que no cumplió en aquel tiempo; por ejemplo, la proclama o predicación del día de venganza del Dios nuestro, eso es para este tiempo final ser proclamado, y por consiguiente será hablado cómo va a ser el juicio, el día de venganza del Dios nuestro.

Recuerden, cuando se habla de venganza del Dios nuestro, se está hablando de juicio, como en una corte se lleva a cabo un juicio, y la Escritura dice: "No os venguéis vosotros mismos," ¿por qué? Porque el vengador es Dios, Él es el Juez, así también en cada país el juez en la corte es el que venga la causa de la persona. O sea, que está hablando de un juicio, el día de venganza del Dios nuestro es un juicio divino sobre la raza humana, y eso es para este tiempo final, es para Su Venida en el Día Postrero. Por lo tanto, va a estar hablando de eso como habló del año de la buena voluntad del Señor. Dijo: "Para predicar el año de la buena voluntad del Señor."

Para el Día Postrero, al ser como Juez, como León, está ligado a la fiesta de las trompetas. En la fiesta de las trompetas, esa es la gran Voz de trompeta o trompeta final, ahí será hablado en la materialización de esa fiesta, todo el juicio divino que ha de venir sobre la raza humana, con lujo de detalles también en muchas ocasiones.

Serán habladas las plagas, las trompetas, las trompetas y las plagas. Y todo eso está bajo el séptimo Sello bajo la Venida del Señor, lo cual va a ser materializado por el Espíritu Santo en el Día Postrero, va a estar el Espíritu Santo manifestándose en el Día Postrero en medio de la Iglesia del Señor Jesucristo para materializar toda Palabra prometida para el Día Postrero, toda Palabra de Dios, toda profecía correspondiente a este tiempo final.

Recuerden que Dios obra, Dios hace de acuerdo a lo que Él prometió, hay muchas profecías correspondientes a este tiempo final, y todas van a ser materializadas por la unción que produce esa materialización.

El apóstol Pedro dijo en Primera de Pedro, capítulo 1:

"Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación,

escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos..."

O sea, en qué personas indicaba el Espíritu de Cristo ungiendo un hombre como el Mesías, o sea, en qué persona se cumpliría la Venida del Mesías, que no es otra cosa, sino la venida de Dios, Emanuel que traducido es ‘Dios con nosotros,’ conforme a Isaías, capítulo 7, verso 14, Emanuel, Dios con nosotros, ¿qué es eso? Malaquías, capítulo 3, nos dice: "Y vendrá A Su templo el Señor a quien vosotros buscáis (o sea, a Dios el Padre), y el Ángel del Pacto a quien vosotros deseáis." El Ángel del Pacto, el Ángel de Dios, el Ángel de Jehová, el cuerpo angelical de Dios, la imagen del Dios viviente.

Y así encontramos Padre, Hijo y Espíritu Santo a la vista de todos los seres humanos en la persona de Jesús, por eso Él decía: "El Padre y Yo una cosa somos, y Yo no obro nada de mí mismo, sino que el Padre que mora en mí, Él hace las obras."

Es como cuando usted mueve una silla, ¿quién la movió? Usted, pero cualquiera puede decir: "La movió las manos, si el cuerpo es suyo." Eso está correcto, pero el cuerpo suyo si no tuviera el espíritu y el alma ahí, no la podía mover, por lo tanto, quien la movió es usted que es alma viviente, su alma usando su cuerpo angelical, y con su cuerpo angelical obrando y moviendo el cuerpo físico.

Es como una máquina que mueve tierra, usted dice: "Esa máquina removió todo eso." Y es verdad, es la máquina, pero sin el operador que es el alma de la máquina, el que hace que la máquina funcione, no se movía ni la máquina, ni mucho menos el terreno.

Así que quien mueve toda esa maquinaria del cuerpo y el alma en la persona, es el cuerpo y el espíritu, todo lo que mueve esa maquinaria del cuerpo y el espíritu en la persona es el alma que está dentro de la persona, porque el ser humano es alma viviente.

Por eso cuando Jesús resucitó a Lázaro, fue Dios a través de Jesús "el Padre que mora en mí, Él hace las obras," el cuerpo de Jesús no hizo nada, fue Dios el Padre a través de Su manifestación a través de ese cuerpo que habló la Palabra creadora, y por la Palabra creadora vino la resurrección.

Y la gran Voz de trompeta es la Palabra creadora de Dios que será hablada en el Día postrero para la resurrección de los muertos en Cristo y la transformación de los vivos, para la materialización de lo que ha sido prometido.

Ahora, continuamos leyendo aquí lo de San Pedro:

"Escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos.

A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles."

Los que han predicado el Evangelio por el Espíritu Santo, o sea ungidos por el Espíritu Santo, el Espíritu Santo hablando a través de ellos. Recuerdan a Cristo en una ocasión que dijo a Sus discípulos que fueran llevados ante magistrados, ante gobernantes o en las sinagogas no pensaran qué iban a decir, sino que el Espíritu Santo era el que iba a hablar a través de ellos, y así ha sido, Pedro el Día de Pentecostés habló ungido por el Espíritu Santo, o sea, el Espíritu Santo hablando a través de Pedro. Y así es la unción que produce la materialización de la Palabra de Dios, de lo que Dios ha prometido.

Si es para resurrección, tiene que ser hablada la Palabra por el Espíritu Santo a través del instrumento que tenga para que se haga realidad, para que se materialice esa Palabra creadora. Para lo que sea, el Espíritu Santo tiene que hablar por medio del instrumento que tenga para llevarse a cabo el cumplimiento de esa promesa.

"LA UNCIÓN QUE PRODUCE LA MATERIALIZACIÓN DE LA PALABRA DE DIOS."

"Yo estaré con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo," dice Cristo en San Mateo, capítulo 28, verso 20. Y también Él dice que "el Espíritu Santo os enseñará todas las cosas, y os guiará a toda justicia y a toda verdad," (San Juan, capítulo 16, versos 7 al 15, ahí encontrará usted eso).

Y ahora, toda la Obra de Dios es la materialización de la Palabra divina de lo que Dios ha prometido, y para que se haga realidad, la unción del Espíritu Santo tiene que estar manifestada a través de carne en cada etapa o en cada edad.

Por eso de edad en edad el Espíritu Santo vino a un hombre, a un mensajero, le dio la revelación y él ungido por el Espíritu la habló y comenzó Dios a llamar y a juntar los escogidos de cada edad, y ministros unidos a ese mensajero, ungidos con el Espíritu Santo llevaron el mismo mensaje y comenzó a materializarse la Palabra prometida para cada edad, Dios llamando Sus hijos, Sus escogidos correspondientes a cada edad.

Así ha sido en todo tiempo, ninguna persona se puede adjudicar la Obra de Dios porque estaría quitándole la gloria a Dios; la gloria es para Dios, el mismo Cristo dijo: "Yo no hago nada, sino que el Padre que mora en mí, Él es el que hace la obra." Y también dijo: "El Espíritu está sobre mí." Por lo tanto, era Dios por medio de Su Espíritu, Dios en y por medio de Su cuerpo angelical en Jesús obrando.

El velo de carne es la semejanza física de Dios, y ahí nos vamos a detener, pero no a detenernos para explicar, sino a detenernos, no continuar hablando porque eso, estaríamos comenzando, diríamos, un tema, por lo menos hasta las 10:00 de la noche, y ya falta poco para las 10:00, mañana continuaremos en la mañana Dios mediante, y veremos con más detalles, de seguro sobre el misterio de Dios el Padre y de Cristo de Colosenses, capítulo 2, verso 2 al 3, donde se abre todo el misterio de quién es Dios, de quién es el Ángel del Pacto y de quién es Jesús. Todo eso es el misterio de Dios el Padre y de Cristo.

"El que me ha visto a mí, ha visto al Padre," dijo Cristo, San Juan, capítulo 14, verso 6 en adelante. ¿Y cómo es posible eso? Ya ustedes lo han escuchado en muchas ocasiones, así que busquen en los mensajes, y mañana si Dios nos da para hablar de eso, pues hablaremos.

La parte angelical de Dios, teofánica, cuerpo teofánico es el Ángel del Pacto, Cristo en Su cuerpo angelical; la parte tangible, el cuerpo físico pero que ya está glorificado, es Jesús, el cuerpo físico que nació a través de la virgen María pero que ya está glorificado. "Si a Cristo conocimos según la carne, ya no le conocemos así." ¿Quién dijo eso? San Pablo.

Bueno, hemos estado viendo la unción que produce la materialización de la Palabra, la unción del Espíritu Santo, la Columna de Fuego, la cual vino sobre Jesús y materializó todo el Programa Divino correspondiente a la primera Venida de Cristo, y vino el Día de Pentecostés y ha estado materializando todo el Programa Divino correspondiente a la Iglesia del Señor Jesucristo, y materializará todo lo correspondiente a este tiempo final, y todo eso en la Iglesia del Señor Jesucristo.

¿A dónde vino el Día de Pentecostés y dónde está? pues Él dijo: "Yo estaré con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo." ¿Con quién? Con los creyentes en Él, ahí está el Espíritu que materializa toda la Palabra de Dios correspondiente a cada tiempo, a cada edad, para lo cual habla en cada edad por medio del mensajero de cada edad, y se materializa todo el Programa Divino correspondiente a cada edad.

Así se materializará todo el Programa Divino correspondiente a nuestro tiempo, la edad de oro, la Edad de la Piedra Angular, la edad de y para la adopción de los hijos e hijas de Dios.

"LA UNCIÓN QUE PRODUCE LA MATERIALIZACIÓN DE LA PALABRA DE DIOS."

Un tema sencillo, pero profundo, pero es sencillo para entender porque hay que ir por toda la Palabra y entonces es sencillo, esa ha sido siempre la forma en que Dios ha obrado. Para el tiempo de Moisés para la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud en Egipto, de lo cual Dios le había hablado a Abraham en el capítulo 15, verso 12 al 19 del Génesis, luego para materializar eso, la unción vino sobre Moisés, el Espíritu Santo, el Ángel del Pacto vino sobre Moisés y habló por medio de Moisés cada una de las plagas, Dios había dicho: "Castigaré a la nación que oprimirá a tu descendencia," le dice a Abraham.

Y ahora vean, tuvo que la unción del Espíritu Santo venir sobre Moisés y hablar a través de Moisés; Moisés no trajo ninguna plaga, no hizo ningún milagro, fue el Espíritu Santo que ungió a Moisés y habló a través del profeta Moisés. Lo mismo hizo a través de Jesús, habló a través de Jesús, a través de los apóstoles, habló a través de cada ángel mensajero.

Por lo tanto, en nuestro tiempo también estaremos escuchando la Voz del Espíritu Santo hablándonos directamente a nuestra alma para la materialización de toda Palabra de Dios correspondiente a este tiempo final.

Todo lo que ha sido prometido y no fue cumplido en ninguna de las siete edades, será cumplido en nuestro tiempo, así que, siempre estaremos escuchando la Voz de Cristo hablada por el Espíritu Santo, y trabajando brazo a brazo en el programa que Él tenga para este tiempo final.

Que Dios les bendiga y les guarde a todos, y adelante trabajando en el Programa Divino para la materialización de la Palabra de Dios prometida para nuestro tiempo. Continúen pasando una tarde feliz o una noche feliz, llena de las bendiciones de Cristo nuestro Salvador.

Dejo con ustedes al misionero, reverendo Miguel Bermúdez Marín para continuar. Yo tengo que irme, pero ya pueden quedar hasta las 10:00 de la noche con Miguel aquí, y mañana nos vemos nuevamente en la actividad de la mañana.

Oren mucho por la actividad de mañana en donde esperamos grandes bendiciones de parte de Dios, y oren mucho por Miguel, por todos los ministros, por todas las congregaciones y también por mí.

Este tiempo es un tiempo de una etapa dura para mí, les hablo de las bendiciones y no les hablo de las etapas duras para no preocuparles, pero recuerden, necesito vuestras oraciones; esta es una etapa, la más dura de todas las etapas de mi vida hasta el momento, y necesito que ustedes como ministros junto a sus congregaciones oren mucho por mí, y oren mucho por todo el Cuerpo Místico de Cristo que también está en la etapa más difícil de todas las etapas por las cuales ha pasado.

Y después que pasen toda esa etapa entonces les contaré quizás con más detalles por dónde pasamos, y Dios nos libró de todo el peligro.

Que Dios les bendiga y les guarde, y continúen pasando una noche feliz, llena de las bendiciones de Cristo nuestro Salvador. Con nosotros el misionero, reverendo Miguel Bermúdez Marín, y un saludo para su esposa Rut que trabaja brazo a brazo con él en toda la Obra de Dios. Así que, Rut, que Dios te bendiga grandemente y te use siempre grandemente en Su obra en este tiempo final.

Bueno, el postre ya Miguel, nos comimos ya el postre, así que, Dios les bendiga y les guarde a todos, y continúen pasando una noche feliz, llena de las bendiciones de Cristo nuestro Salvador.

"LA UNCIÓN QUE PRODUCE LA MATERIALIZACIÓN DE LA PALABRA DE DIOS."

Encuéntrenos

Carretera No.1 Km 54.5
Barrio Monte Llano
Cayey, Puerto Rico
00736

Twitter