ImprimirImprimir

Muy buenas tardes o muy buenos días Miguel Bermúdez Marín, misionero de Dios para este tiempo final, reverendo Walberto Ceballo, ministro, y todos los ministros reunidos ahí en Cartagena, y a todos los hermanos presentes en esta ocasión: que las bendiciones de Cristo, el Ángel del Pacto, sean sobre todos ustedes y les use grandemente en Su Obra en este tiempo final, y que las Palabras de Cristo se hagan una realidad en cada uno de ustedes, cuando Él dijo en el capítulo 12, verso 26 de San Juan:     “Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.”     Esta es una promesa muy grande para toda persona creyente en Cristo, que trabaja en la Obra de Cristo, que le sirve a Cristo trabajando y que ama a Cristo de todo corazón, Dios el Padre le honrará en Su Reino en el tiempo correspondiente, como vemos también la promesa dada por Cristo a Sus apóstoles en San Mateo, capítulo 18 y 19, donde dice Cristo a Sus discípulos que ellos, por cuanto le han servido, van a ser colocados en doce tronos. San Mateo, capítulo 19, verso 27 al 30, dice:     “Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido; ¿qué, pues, tendremos?     Y Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria,  vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.     Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.     Pero muchos primeros serán postreros, y postreros, primeros.”     En este pasaje que hemos leído podemos ver que hay grandes promesas de grandes bendiciones para los que sirven a Cristo, para los que le siguen, los que trabajan en Su Obra. El que trabaja en la Obra de Cristo está honrando a Cristo y por consiguiente a Dios el Padre, y Dios el Padre va a honrarle en Su Reino, en el establecimiento del Reino de Cristo.     Recuerden que hay una promesa que dice en Apocalipsis, capítulo 1, el capítulo 5 también del Apocalipsis, y el capítulo 20, que hemos sido lavados con la Sangre de Cristo, limpiados de todo pecado y hemos sido hechos reyes y sacerdotes para Dios el Padre.     Por lo tanto, Dios va a honrar a todos los creyentes en Cristo que han servido a Cristo, sentándolos en Su Reino como reyes y sacerdotes y jueces para pertenecer al Gabinete de ese Reino, el Gabinete de Cristo, y están señalados como reyes, como sacerdotes y también como jueces, porque los santos juzgarán al mundo. Así que es un privilegio y bendición grande servir a Cristo, seguir a Cristo y honrar a Cristo de todo corazón.     Que las bendiciones de Cristo, el Ángel del Pacto, sean sobre todos ustedes y les use grandemente en Su Obra en este tiempo final; y a ti Walberto, que Dios te añada años de vida para que sigas sirviendo a Cristo, trabajando en Su Obra en este tiempo final.     Y a todos los ministros y a ti también Walberto, es importante que todos nos cuidemos la salud, que estemos bien de salud todos, no nos descuidemos la salud, sino que nos cuidemos, porque todos queremos llegar hasta la adopción, que será la transformación estando vivos; queremos que todos permanezcan hasta la resurrección de los muertos en Cristo y la transformación de nosotros los que vivimos. Queremos que todos vivan muchos años, todos los años que falten para la resurrección y la transformación.     No sabemos qué día, qué mes o qué año será, pero sabemos que es para el Día Postrero, y ya hemos entrado al Día Postrero que es el séptimo milenio de Adán hacia acá o tercer milenio de Cristo hacia acá.     Así que mi consejo es que todos nos cuidemos la salud, estemos bien de salud, cuidándonos todos los días de nuestra vida, y sirviendo a Cristo, honrando a Cristo de todo corazón y con nuestro trabajo, con nuestras obras.     Dios les bendiga y les guarde, y hasta el sábado Dios mediante los que estarán el sábado en la reunión de ministros en Bogotá, y también los que estarán en la actividad del domingo en la mañana, y los que estarán en la actividad... la otra actividad, las otras actividades con el Gran Rabino.     Habrá actividades para domingo y lunes, de acuerdo al itinerario que ha sido dado, y se va a repetir el anuncio en estos días. Mañana se repetirá para los que estén conectados con el satélite Amazonas, o sea, quiero decir el viernes Dios mediante se repetirá el anuncio de las actividades de domingo y lunes con el Gran Rabino, y las actividades también de sábado con ministros, y domingo en la mañana en el lugar que siempre se acostumbra para las actividades públicas con todos los hermanos, todas las Iglesias y ministros que llegarán hasta Bogotá.     Bueno, que Dios les bendiga, y que Dios te bendiga Miguel y que tengas buen viaje, y que Dios los bendiga a todos ustedes que están presentes, y que Dios te bendiga Walberto y te fortalezca grandemente y te use grandemente en Su Obra en este tiempo final.     Bueno, que Dios les bendiga. Dejo con ustedes nuevamente al misionero Miguel Bermúdez Marín.     “PALABRAS DE SALUDO A LA CONGREGACIÓN.”

Encuéntrenos

Carretera No.1 Km 54.5
Barrio Monte Llano
Cayey, Puerto Rico
00736

Twitter