ImprimirImprimir

Muy buenos días, amados hermanos y amigos y ministros en diferentes naciones. Reciban un saludo muy especial hoy domingo, 17 de septiembre de 2017; y un saludo muy especial para el doctor Miguel Bermúdez Marín.

Es para mí un privilegio grande dirigirme a ustedes para estudiar el tema: “EL TIEMPO DE COSECHAR”.

Este tema es muy importante, porque el tiempo de cosecha es este tiempo final. Por lo tanto, es el tiempo en donde la Venida del Hijo del Hombre se hará una realidad; y Él viene con Sus Ángeles para pagar a cada uno conforme a sus obras; Él viene para recoger el trigo en el Alfolí.

Por lo tanto, el trigo son los hijos e hijas de Dios que estarán viviendo en este tiempo final en la Edad de Oro, la Edad de Piedra Angular, en donde son colocados para recibir la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

Por lo tanto, es el tiempo más importante de todos los tiempos para el cristianismo y para el judaísmo también.

Es el tiempo de la media hora de silencio, es el tiempo del Séptimo Sello, es el tiempo para la Venida del Ángel Fuerte con el Librito abierto en Su mano para entregarlo a un hombre que estará en Su Iglesia y que lo dará a conocer en este tiempo final. Dará a conocer el contenido de ese Libro sellado con siete sellos, dará a conocer el contenido de la Venida del Señor, de la Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles para llevar a cabo la cosecha del trigo.

El trigo son los hijos del Reino, los hijos de Dios, que serán llamados con la Gran Voz de Trompeta para recibir la fe, la revelación, para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

Por lo tanto, estemos preparados escuchando la Trompeta Final, estemos atentos a lo que dirá el Señor en este tiempo final, que producirá la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

Que Dios les bendiga y les guarde a todos, y pasemos a ver claramente el tema de “EL TIEMPO DE COSECHAR”.

 

Muy buenos días tengan todos, hoy domingo, 17 de septiembre de 2017.

Un saludo muy especial para el doctor Miguel Bermúdez Marín y todos los ministros y sus congregaciones en todos los países que me están escuchando; y aquí en Cayey, Puerto Rico, reciba también el reverendo José Benjamín Pérez mis saludos, y todos ustedes aquí presentes en Cayey, Puerto Rico. Que Dios les bendiga, les guarde y les recompense por todo lo que están haciendo en pro del proyecto de construcción de La Gran Carpa Catedral en Cayey, Puerto Rico.

Es para mí un privilegio grande hablarles sobre el tema: “EL TIEMPO DE COSECHAR”, pues estamos en ese tiempo para la cosecha del trigo; o sea, el recogimiento de los hijos de Dios para recibir la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

Mi agradecimiento por todo el trabajo que ustedes, ministros y hermanos, están llevando a cabo en pro del Programa Divino. Que Dios les bendiga y les guarde, y les use grandemente en Su Reino en este tiempo final.

Y también a la Embajada Mundial de Activistas por la Paz: que Dios los bendiga y les guarde, y les use grandemente en Su Programa en favor de la familia humana; es parte del Programa de Dios para la humanidad, todo bajo el Séptimo Sello, que es el Sello correspondiente a este tiempo final.

Así que Dios los bendiga y les guarde, y agradezco también el apoyo que le están dando a la Embajada Mundial de Activistas por la Paz.

También quiero agradecerles el respaldo que le están dando a la Cumbre de la EMAP, a la Cumbre de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz que se llevará a cabo en Panamá, y en la cual el éxito está asegurado.

Así que mi agradecimiento por el respaldo que le están dando a la Cumbre que se llevará en Panamá, ciudad de Panamá.

Dios les bendiga y les guarde, y continúen pasando un día lleno de bendiciones del Cielo.

Encuéntrenos

Carretera No.1 Km 54.5
Barrio Monte Llano
Cayey, Puerto Rico
00736

Twitter