ImprimirImprimir

Muy buenos días a todos los que están conectados a través del satélite Amazonas e internet.

Un saludo muy especial al misionero doctor Miguel Bermúdez Marín y al reverendo Martín Franco, y a la congregación allá en Bogotá, Colombia; también a todas las congregaciones y los ministros en todos los países.

Que Dios les bendiga grandemente y pronto se complete el número de los escogidos de Dios, y Cristo resucite a los muertos creyentes en Él, y a todos nos transforme y seamos llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero. En el Nombre Eterno del Señor Jesucristo. Amén.

Agradezco el respaldo que le están dando al proyecto de La Gran Carpa Catedral; proyecto que sabemos que será de gran bendición para toda la familia humana. Que Dios les recompense espiritualmente y materialmente también.

Para hoy domingo, 18 de febrero de 2018, en la escuela bíblica dominical tendremos como tema: “LA FUENTE QUE DA AGUA PARA VIDA ETERNA”.

La Fuente es Jesucristo, el Agua es el Espíritu Santo.

Con esta introducción pasemos a este tema que escucharemos en esta ocasión. Y que Dios nos abra las Escrituras y el entendimiento para comprender. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

En una ocasión Jesucristo estuvo hablando con la mujer samaritana acerca del agua de la vida eterna, y dice así la conversación que tuvo Cristo con la mujer samaritana, en el capítulo 4, verso 10 al 14 de San Juan, dice de la siguiente manera:

Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva.

La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva?

¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados?

Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed;

mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna”.

En esta ocasión se trata de una Fuente de Agua que salta para vida eterna, el Agua que da esa Fuente.

Y en el capítulo 7, verso 37 al 39 de San Juan, nos identifica la Fuente y lo que es el Agua de esa Fuente que salta para vida eterna. Y dice así:

“En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.

El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.

Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado”.

Aquí encontramos que Jesucristo se identifica como la Fuente del Agua de la vida eterna. Jesucristo es la Fuente, y el Agua de la vida eterna es el Espíritu Santo que Él dará a todo aquel que viene a Él recibiéndolo como único y suficiente Salvador; y esos son los que forman la Iglesia del Señor Jesucristo de edad en edad, en la Dispensación de la Gracia.

Por lo tanto, es importante conocer la Fuente que da Agua para vida eterna, porque el anhelo de todo ser humano es vivir eternamente. Porque el ser humano es para vivir eternamente en el Reino de Dios, que es eterno.

Por lo tanto, es importante que todos tomemos de la Fuente del Agua que salta para vida eterna. “LA FUENTE QUE DA AGUA PARA VIDA ETERNA”.

Pasemos ahora al video que nos habla de este tema más ampliamente. Y que Dios nos abra a todos las Escrituras y el entendimiento para comprenderlas.

Adelante con el video.

Encuéntrenos

Carretera No.1 Km 54.5
Barrio Monte Llano
Cayey, Puerto Rico
00736

Twitter